El 4 de Mayo de 1897, en este día recordamos el sacrilegio de Riobamba, nos unimos en adoración ante el  Santísimo